Implantes dentales osteo-integrados / Rehabilitación protésica

La colocación de la prótesis dental posterior a la instalación de los implantes se podrá realizar de acuerdo a dos protocolos: Un protocolo tradicional de carga o bien lo que se conoce como protocolo de carga inmediata.

De acuerdo al procedimiento tradicional de instalación de implantes, el éxito en este tipo de tratamiento requería, entre otras condiciones, de un periodo de reposo (sin recibir fuerzas) de 4 a 6 meses desde la colocación de los implantes hasta la colocación de la prótesis dental. Sin embargo, desde hace más de 10 años, numerosas publicaciones científicas han demostrado la posibilidad de instalar implantes y colocar una prótesis dental provisional inmediata, dentro de las 48 horas posteriores a la instalación de dichos implantes, lo que se ha denominado carga inmediata. Lo realmente importante es que el pronóstico de este protocolo de instalación de implantes, bajo ciertas premisas, es tan predecible como con el protocolo tradicional, permitiendo a los pacientes disfrutar de dientes fijos desde el principio.

Esta técnica requiere el conocimiento de la biología que ocurre tras la extracción de un diente y una gran experiencia por parte del cirujano. La perdida ósea que fisiológicamente ocurrirá tras la extracción dental requerirá, en numerosas ocasiones, la realización de un injerto de tejidos duros y blandos (hueso y encía) para reconstruir el volumen que se va a perder.

Los requisitos para realizar carga inmediata los podemos concretar en los siguientes aspectos:

  • Salud de las encías. No podemos colocar implantes con una enfermedad periodontal activa.
  • Adecuada condición ósea que nos permita conseguir una estabilidad primaria de los implantes.
  • Ausencia de procesos infecciosos en la zona.
  • En los casos de desdentados totales, debemos poder instalar un número suficiente de implantes y poderlos distribuir adecuadamente en el maxilar.

Las principales ventajas de la carga inmediata son fundamentalmente dos:

  • Estética: La instalación de una prótesis dental fija nos permite ir remodelando la encía para obtener un mejor resultado estético. Así en la mayoría de los casos, en manos de un profesional con experiencia, podemos minimizar el colapso de la encía que ocurre tras las extracciones, aunque no la remodelación ósea.
  • Funcional: Desde un principio los dientes fijos permiten restaurar la función masticatoria de una manera más eficaz.

Por lo tanto, serán las necesidades del paciente, la localización de los implantes y las características anatómicas del caso las que, después de discutirlo con el paciente, nos hagan decidirnos por un protocolo u otro. Cuando se proceda en un protocolo tradicional el paciente podrá utilizar una prótesis dental provisional.

Una vez instaladas las prótesis dentales, su perdurabilidad en el tiempo va a estar básicamente determinada por el control de placa del paciente y por lo tanto se precisa un compromiso por parte del paciente para llevar una correcta higiene dental y acudir a un programa de mantenimiento reglado en la consulta.

Paciente adulto que es remitido a nuestra consulta para tratar su patología periodontal y reponer los dientes con mal pronóstico mediante implantes. Tras la terapia periodontal básica y la mejora en el control de placa, procedimos a realizar las extracciones de los centrales, la instalación de una prótesis dental provisional (en la imagen tras un mes de cicatrización) y la remitimos a su dentista para la restauración definitiva. Podemos observar la estabilidad clínica y radiológica del resultado tras cinco años de función.

efectos correctivos de una protesis dental

diagnostico y planificacion rehabilitacion protesica casos clinicos

Clínica Periodontal del Doctor Luis A. Aguirre, C/ Licenciado Poza 23 - Bilbao     Página creada por www.denocheydia.com      Mapa web     Aviso legal